Chile - Impacto del COVID19 en la producción

Area: Covid19 | 12/06/2020 |

Descripción

Marian Martín, directora de Producción de Secuoya Chile, explica a ttvnews cómo han sido estos meses de servicios de producción -para Canal 13 y terceros-, en medio de una crisis social y sanitaria que afecta duramente al país chileno.

La situación sanitaria en Chile ha hecho que las producciones se hayan tenido que suspender por segunda vez. Bajo esta coyuntura inédita, Secuoya Chile busca reactivar sus operaciones, principalmente en lo que respecta a servicios de producción para Canal 13 y terceros.

En diálogo con ttvnews, Marian Martín, directora de Producción de Secuoya Chile, explica cómo han sido estos meses de operativa, las dificultades y los desafíos de producir en medio de una crisis sin igual.

¿Cómo ha sido estos tres meses para Secuoya Chile?

En una actividad como la que nosotros tenemos aquí en Chile es un poco complicada esta situación, en el sentido de que más del 90% de nuestros trabajadores son trabajadores técnico-operativos. Es decir, que tienen que estar en el terreno. En la oficina estamos entre 15 y 20 personas, así que tenemos la oportunidad de teletrabajar en nuestras casas.

Hemos conseguido que haya determinadas áreas que puedan trabajar desde sus casas, como los editores de video. El resto de los trabajadores se mantiene trabajando en las instalaciones, así que tuvimos que instaurar un protocolo riguroso. Nosotros seguimos protocolos que ya en Secuoya España estaban implementando, lo cual nos hizo adelantar algunas cosas e instaurar los modelos que habían sido reconocidos como muy importantes en España.

¿Qué tipo de modelos?

Lo primero que hicimos fue separar las tripulaciones, mantener equipos de back up y medidas de seguridad que en un principio era muy adelantado. Es cierto que mientras que la pandemia avanza, los protocolos se dinamitan porque de repente hay un contagio y hay que mandar a 40 personas a cuarentena y analizar cómo reconfigurar todos los equipos, y eso afecta la operativa. Nosotros de todas formas tenemos un comité diario interno y otro con los clientes. El área de prevención de riesgos y de recursos humanos está haciendo un trabajo casi psicológico de atención a toda la plantilla.

¿Cuántas personas son parte de la plantilla?

Tenemos 300 personas contratadas en planta y, generalmente de otros servicios que nos sean fijos todo el año, son entre unos 100 o 150 más. Es cierto que desde el mes de abril algunos servicios se nos han caído. Hemos tenido que parar grabaciones de teleseries y programas. Lo que mantenemos fundamentalmente es nuestro servicio a Canal 13, porque es el que más requiere una continuidad, pero hay muchos servicios que han parado por la cuarentena.

¿Cuál es la oferta de Secuoya Chile en cuanto a infraestructura y servicios?

Nosotros hace dos años que firmamos un contrato con Canal 13. Le arrendamos la parte técnica que permite la producción de programas de TV. Las instalaciones están en Canal 13, por lo tanto, el canal tiene un uso prioritario. Pero las podemos arrendar a terceros como a productoras. Hacemos contenidos para otros canales. Hacemos una planificación, asesoría y auditoría continua del servicio que prestamos. Reducimos el uso de los estudios para tener huecos para comercializarlos. También le adquirimos a Canal 13 todo el equipo técnico de TV. Con ese equipamiento prestamos servicios al canal y a otras productoras.

Bailando por un sueño fue uno de los shows que Canal 13 debió suspender para luego retomar las grabaciones con modificaciones y estrictos protocolos…

¿Cómo ha sido esta experiencia?

En el proyecto Bailando por un sueño, el cliente no es Canal 13 sino que es la productora que produce el programa para Canal 13: Lateral. El programa se producía en vivo y con la pandemia tuvimos que tomar medidas de seguridad, mientras que se decide que el programa se mantenga en vivo. Se elimina el público y se toman medidas de seguridad para el personal.

Finalmente, Canal 13 y la productora deciden suspender el programa y, nuevamente nos proponen la opción de regresar variando un poco el formato, haciendo grabaciones, menos plantilla y en las instalaciones muy medidos los movimientos. Nuestro equipo está súper protegido y se aplican todas las medidas de seguridad.

¿Qué ha sucedido con los otros proyectos?

Había proyectos que durante abril se cancelaron o suspendieron y que los clientes tenían previstos para volver en junio, pero con los datos de la pandemia estamos pensando en julio y agosto para los casos de teleseries para otros canales. Tendremos que adaptar las producciones. El nivel de producción más grande será en agosto. Se van a ir activando poco a poco. Tenemos la suerte de tener como principal cliente a Canal 13, donde su actividad se ha reducido, pero no mucho. Están los noticieros y los periodísticos. Nos ha impactado en las áreas de ficción y de entretenimiento.

¿Cómo ha sido la situación de las ficciones?

Para las ficciones se está pensando en volver cuando acabe la cuarentena. Un proyecto de ficción que tenemos con la productora AGTV de Pablo Ávila es casualmente para Canal 13. Cuando se decretó la cuarentena, que en Chile ha sido intermitente y por regiones, cuando le tocó a la comuna donde tenemos las instalaciones, tuvimos que parar; luego retomamos. Tenemos protocolos más estrictos en la ficción. Y luego con las vueltas de la cuarenta se vuelve a parar. Ha ido fluctuando según las medidas que ha tomado el Gobierno. Para los clientes también es muy costoso suspender las grabaciones. Al final se está intentando cubrir los básico y esencial como es el caso de Bailando por un sueño.

¿Qué tipo de servicios ofrecen para la región?

Secuoya tiene sede en Colombia que son sus headquarters en Latinoamérica. Estamos en Perú y estamos trabajando para abrir en Panamá y Costa Rica. Tenemos sede en Miami y Los Ángeles. Trabajamos muy conjuntamente todos los países. Siempre que sale una oportunidad vemos en qué país es mejor desarrollarlo y se puede dar el mejor servicio. En enero de 2020 abrimos un servicio en México. Es un proyecto que sale de Chile para Riot Games que tenían la necesidad de un estudio en Chile para unos programas. Pero estratégicamente decidieron trasladarse de Chile a México, pero quieren seguir con el proyecto de desarrollo chileno. Además, hemos trabajando muy mano a mano con la asociación de productoras de Chile, para intentar abrir Chile al panorama internacional. Chile siempre ha tenido problemas para rodar en exterior. No es barato.

¿Hay incentivos del Gobierno a la producción audiovisual?

No. Ahora mismo el sector no es algo prioritario para el Gobierno chileno. No hay ayudas. Chile es un país que desde octubre está golpeado por otras cuestiones. Hay una situación social bastante complicada.

¿Cuál es la situación local en infraestructura y recursos técnicos?

Hace unos meses traíamos a un grupo de una productora de EEUU y les enseñamos las instalaciones y nos dijeron que estamos al mismo nivel. Nuestra infraestructura y técnicos son de la misma calidad de EEUU o Europa. No veo diferencia. Son instalaciones, equipamiento técnico y personal de gran nivel.

¿Cuáles serán los próximos pasos de Secuoya Chile?

Las proyecciones que teníamos desde septiembre, con el estallido social y la pandemia, han cambiado. Estamos abiertos a nuevos proyectos. Íbamos a hacer la Cumbre Mundial del Clima que al final se suspendió y se hizo en Madrid. Íbamos a comenzar a hacer servicios en la Copa Libertadores. Afortunadamente, conseguimos reinventarnos. En Chile estamos focalizados a una prestación de servicios. Queremos seguir profundizando y replicar las distintas áreas de servicios que tenemos en España. Producimos contenidos, estrategias digitales, contenido transmedia y áreas fuertes como la de ingeniería.

Fuente: Todo TV News

Recomendar por mail