México - Destacada labor de radiodifusores y campaña de CIRT

Area: Noticias Generales | 04/10/2017 |

Descripción

Frente a las catástrofes ocasionadas por los terremotos ocurridos los días 7 y 19 de septiembre pasado en México, los radiodifusores han desplegado su capacidad profesional y técnica para dar cobertura ininterrumpida en las transmisiones para auxiliar a las poblaciones de los Estados de Oaxaca, Chiapas, Puebla, Morelos y Ciudad de México.

Mediante una labor responsable y oportuna, los concesionarios de radio y televisión se unieron, como lo han hecho siempre ante este tipo de contingencias, para servir a los damnificados, enviando a sus reporteros, camarógrafos, técnicos y equipos periodísticos a todos los lugares afectados, para conocer e informar sobre la situación y ayuda urgente requerida.

Al mismo tiempo, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión - CIRT ha estado en comunicación permanente con todos sus miembros para informar acerca de las medidas tomadas por las autoridades y las instituciones para atender la emergencia, para su difusión inmediata, prestando especial atención a la difusión de datos confirmados que sirvan de verdadero apoyo a las audiencias, consultando a instituciones y expertos en la materia ante informaciones falsas y rumores que han circulado en las redes sociales.

Ante la difícil situación en la que se encuentren los damnificados de los terremotos, la CIRT está impulsando una Campaña denominada “México: nos unimos por tí”, con el propósito de dar esperanza y exhortar a que la ayuda nacional e internacional continúe llegando a las zonas afectadas.

A la luz de la encomiable labor que están cumpliendo los radiodifusores mexicanos, es oportuno recordar la “Declaración de Tabasco”, suscripta por la AIR, la Unión de Asociaciones de Radiodifusoras de Centro América - UNARCA y la CIRT, el 2 de febrero de 1999, en cuanto reiteró que: “La Radiodifusión está excepcionalmente capacitada para prestar los más grandes servicios en todos aquellos casos en que peligran la vida humana o la riqueza pública por causa de catástrofes, epidemias, plagas, estados de pánico y otros trastornos. Su deber es el de dar en esas circunstancias la más intensa y eficaz cooperación al público y a las autoridades”

Hoy, como siempre, los radiodifusores privados estamos unidos incondicionalmente por la noble causa de servir a nuestros pueblos cuando más nos necesitan.

Recomendar por mail